facebook

Obtén una Consulta Gratis

Ciencia Del Autismo: La Historia En 3 Etapas Innovadoras

Han pasado más de cien años de evolución en investigación del autismo para llegar al punto en el que estamos hoy. Con el Día Mundial del Autismo acercándose, es útil reflexionar sobre lo lejos que hemos llegado en el reconocimiento y respeto del trastorno del espectro autista (TEA o ASD en inglés).Hace un siglo, ni siquiera existía la palabra "autismo". Fue utilizada por primera vez en 1908, sus orígenes son de la palabra griega "auto", que significa "uno mismo".

Llegar hasta aquí ha sido el trabajo de muchas mentes brillantes con algunos errores ocasionales. La investigación sobre el autismo ha pasado por varias etapas. Desde las aguas turbias de la psiquiatría de principios del siglo XX, cuando se intentó catalogar el espectro de comportamientos humanos por primera vez, hasta las universidades del mundo después de la segunda guerra mundial, pasando por el mapeo cerebral moderno y la tecnología del genoma humano, el estudio de esta condición ha avanzado mucho. 

En ABA Centers of Florida, nos enorgullece el conocimiento y la comunidad del autismo, lo que requiere entender de dónde venimos y cómo evoluciona la ciencia. Este artículo cubre los desarrollos significativos del autismo, desde una condición mal entendida a una reconocida y apoyada internacionalmente.

1. Investigación Temprana Sobre el Autismo (1910-1960)

1911: El psiquiatra alemán Eugen Bleuler creó el concepto y la palabra "autismo" para describir casos graves de esquizofrenia, otro concepto diagnóstico que había creado. Su definición de autismo no perdurará, ya que lo usó para describir deseos infantiles que se manifestaban como alucinaciones y una vida interior profundamente simbólica en pacientes esquizofrénicos. Hoy en día, se entiende que los niños en el espectro tienen dificultades con el simbolismo.

1943: Leo Kanner, un psiquiatra infantil, publica un artículo titulado "Trastornos Autísticos del Contacto Afectivo". Describe a once niños que tienen problemas de desarrollo similares, incluyendo una incapacidad para relacionarse con los demás, una preferencia por la uniformidad y dificultades en el lenguaje. También señaló que algunos exhibían una excelente memoria y potencial académico. Este artículo es la primera descripción formal del autismo como un trastorno distinto.

1944: Hans Asperger, un pediatra, publica un artículo que describe a un grupo de niños que tienen dificultades para comunicarse socialmente y para empatizar con intereses muy limitados. Esta condición más tarde será llamada síndrome de Asperger.

2. Comprensión del Autismo (1960-1990)

En los años 60: Los investigadores comienzan a estudiar la genética del autismo e identifican una mayor incidencia del trastorno en familias con otros casos de autismo o trastornos relacionados. Bruno Bettelheim, un psicólogo informado por los métodos de Freud, declara que el autismo es causado por estilos de crianza fríos, culpando en particular a las "madres refrigeradoras".

1964: Bernard Rimland, un psicólogo y padre de un niño autista, contradice las afirmaciones de Bettelheim. Funda la Sociedad de Autismo de Estados Unidos, que se convierte en una organización líder en la defensa de las personas con autismo.

En los años 70: Científicos comienzan a utilizar técnicas de imagen cerebral para estudiar los cerebros de las personas con autismo.

1980: El Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM) es revisado y, por primera vez, incluye una categoría diagnóstica separada para el autismo.

1987: Los investigadores descubren un vínculo entre un gen en el cromosoma 15 y el autismo. Este vínculo es el primer factor genético identificado asociado con el trastorno. El psicólogo Ole Ivar Lovaas publica un artículo que más tarde informará el Análisis del Comportamiento Aplicado (ABA por sus siglas en inglés), describiendo un régimen de terapia para aquellos en el espectro. El articulo creo una conversación sobre la terapia para el autismo, aunque la comunidad científica ha desacreditado desde entonces muchos de sus métodos y expandido a otros.

3. Conciencia Moderna de la Genética Y el Cerebro (1990-hoy)

En los años 90: La investigación sobre la química cerebral del autismo lleva al descubrimiento de que algunas personas tienen niveles anormales de neurotransmisores, incluyendo serotonina y dopamina.

1991: El Instituto de Investigación del Autismo lanza el proyecto Defeat Autism Now! (DAN!), que enfoca la biomedicina para tratar el autismo, incluyendo cambios dietéticos y suplementos nutricionales.

1995: Se funda la Alianza Nacional para la Investigación del Autismo, convirtiéndose eventualmente en una de las organizaciones privadas más grandes que financia estudios sobre el autismo.

1998: Se publica un estudio por Andrew Wakefield que relaciona la vacuna MMR con el autismo. Más tarde, Wakefield pierde su licencia de practicar medicina porque se determina que el estudio es fraudulento.

2000: Se completa el Proyecto del Genoma Humano, proporcionando a los investigadores un mapa completo del genoma humano y abriendo nuevas oportunidades para la investigación genética del autismo.

2002: Se establece el Intercambio de Recursos Genéticos del Autismo, proporcionando a los investigadores acceso a muestras de ADN para estudios.

2006: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) comienzan a realizar un seguimiento de la prevalencia del autismo en los Estados Unidos y reportan un aumento significativo de casos en la última década.

2007: Los investigadores descubren que mutaciones en un gen llamado SHANK3 están asociadas con el autismo. Este estudio es el primero en identificar una mutación genética vinculada explícitamente al autismo. Se establece el Día Mundial del Autismo por votación unánime en las Naciones Unidas. Es una de las siete celebraciones relacionadas con la salud reconocidas por las Naciones Unidas.

2010: Las Naciones Unidas pasa la Ley de Lucha contra el Autismo, proporcionando fondos para la investigación y el tratamiento del autismo.

2012: Se publica el DSM-5, consolidando varios diagnósticos previamente separados en una sola categoría de trastorno del espectro autista (TEA o ASD).

2013: Los investigadores informan que los niños con autismo tienen patrones diferentes de conectividad cerebral en comparación con los niños típicamente en desarrollo, lo que puede explicar algunas de las diferencias en habilidades sociales y de comunicación.

2015: Los investigadores identifican varios genes nuevos asociados con el autismo, incluyendo CHD8, SCN2A y CHD2.

2018: Los CDC informan que la prevalencia del autismo en los Estados Unidos ha aumentado a 1 de cada 59 niños.

2021: Aumenta el número de niños diagnosticados con autismo. Según las estadísticas de los CDC, ahora es 1 de cada 44.

2022: Un estudio de UCLA revela que los cambios cerebrales en el autismo son más extensos de lo que se pensaba anteriormente, con diferencias significativas en cada región analizada. Los cambios más extensos se encuentran en la región que procesa el dolor, la visión y la temperatura, lo que explica la hipersensibilidad a los estímulos externos.

ABA Centers of Florida y el Autismo

Creemos que cada niño en el espectro merece dignidad, independencia y felicidad. Nuestro equipo de terapeutas ampliamente certificados está dedicado a asegurar que su hijo tenga las habilidades para enfrentar cualquier situación.

Nos especializamos en Terapia ABA, el estándar de oro para la terapia del autismo y el único reconocido por la FDA. A través de planes individualizados, refuerzo positivo, terapia de juego y otros métodos innovadores, su hijo crecerá de maneras sorprendentes y aprenderá hábitos saludables para tener éxito en el mundo.

Puede comunicarse con nosotros para una consulta llamando (772) 773-1437 o en nuestra página web para comenzar su viaje ABA.

Descubra cómo nuestros servicios de tratamiento del autismo pueden ayudarlo.

Contáctenos

Artículos Relacionados

Trabajando con el Autismo y las Sensibilidades Sensoriales: 3 Consejos de ABA

Trabajando con el Autismo y las Sensibilidades Sensoriales: 3 Consejos de ABA

When thinking about the workplace, many of us visualize a bustling atmosphere filled with conversations, ringing phones, and the hum of activity. For many neurotypical folks, this experience is not always fun. However, it’s, at the very least, tolerable. Unfortunately, for some individuals with autism spectrum disorder (ASD), the noisy, chaotic environment many consider typical in employment can be overwhelming.
Working with autism can be difficult for some with the condition due to the sensory sensitivities and other complex features of ASD they experience. In fact, when some families consider the workplace and their loved one’s ASD traits, they question, “How can individuals with autism and sensory sensitivities thrive at work?” How they can ensure their child or teenager will be ready for the workplace environment and future long-term employment.

Leer más
en_USEnglish
Scroll al inicio
metricool