facebook

Obtén una Consulta Gratis

Alimentación Selectiva y Autismo: 5 Consejos Para Reflexionar

Picky-Eating-and-Autism

Las personas con trastorno del espectro autista suelen tener complicaciones relacionadas con la comida , como la alimentación selectiva. Esta correlación entre la alimentación selectiva y el autismo se puede evidenciar en los números, ya que las investigaciones muestran que aproximadamente el 70% de los niños con TEA exhiben “comportamientos anormales en la alimentación.” Esta estadística es casi 15 veces superior a la de los niños neurotípicos de la misma edad. Dado que los problemas emocionales y de comportamiento del autismo no siempre son fáciles de entender, los padres y cuidadores pueden beneficiarse significativamente de algunos consejos para aliviar la alimentación selectiva.

En ABA Centers of Florida, tenemos mucha experiencia trabajando de cerca con individuos que luchan con los comportamientos alimentarios anormales. Como en la mayoría de las complicaciones de comportamiento alrededor del autismo, entender la raíz de las causas puede arrojar una luz beneficiosa sobre las medidas correctivas que los padres y cuidadores pueden tomar para ayudar a sus seres queridos. Vamos a explorar cinco consejos prácticos para la alimentación selectiva y el autismo mientras destacamos las razones de estos problemas.

¿Por Qué la Alimentación Selectiva es Común en el Autismo?

No es poco común que las personas con autismo lidien con problemas gastrointestinales. A veces, estas afecciones pueden ser erróneamente asociadas a alimentos específicos, incrementando el rechazo. Las personas con autismo suelen sufrir molestias digestivas, diarrea, estreñimiento y otros problemas gastrointestinales. Estos problemas pueden aumentar el estrés durante las horas de comida y, en ocasiones, desencadenar crisis asociadas con la alimentación.

Las dificultades motrices también pueden afectar significativamente en los patrones de rechazo a la comida. Muchos niños con autismo tienen un tono muscular más bajo y una coordinación motora reducida en comparación con sus compañeros neurotípicos. Estas deficiencias pueden hacer que eviten alimentos con texturas más duras o que requieran masticar mucho. En cambio, pueden preferir alimentos con texturas más blandas que les resulten más familiares.

Los niños diagnosticados con autismo deben acudir sin demora a un especialista en comportamiento. La Consulta con un profesional de ABA o un pediatra del desarrollo puede abordar síntomas del autismo que pueden empeorar sin intervención. Estos síntomas incluyen los comportamientos repetitivos o restrictivos, la tendencia hacia el aislamiento social o las interacciones limitadas con compañeros, y una mayor probabilidad de rechazar diversos alimentos.

¿Cuándo se Desarrolla la Alimentación Selectiva en el Autismo?

Los hábitos alimentarios selectivos en el autismo suelen comenzar cuando el niño entra en la primera infancia; esto puede deberse a un rechazo a comer ciertos alimentos por su textura, sabor, olor, apariencia, u otras razones. Las opciones limitadas de alimentos también pueden ser un problema para los niños transaccionando de la comida de bebe a la comida regular.

Aunque los padres y cuidadores pueden sentirse frustrados por el rechazo de su hijo a comer, deben comprender que los problemas subyacentes pueden estar profundamente ligados al diagnóstico de autismo. También pueden beneficiarse de alentar a sus hijos a comer alimentos nutritivos como frutas y verduras desde temprana edad o incluso proporcionar oportunidades para probar nuevos alimentos que a menudo pueden causar problemas sensoriales que contribuyen al rechazo.

5 Consejos Para Vencer la Alimentación Selectiva en el Autismo

Los padres y cuidadores deberían tener en cuenta estos consejos si su hijo tiene problemas relacionados con la comida:

1. Introduce Nuevos Alimentos en Porciones Más Pequeñas Una vez que sepas cuáles alimentos prefiere tu hijo, puedes introducir lentamente nuevos alimentos en porciones más pequeñas. Ofrecer nuevas variedades junto con preferencias ya establecidas reduce la presión de terminar una porción entera o significante.

Recuerda que el niño probablemente no termine el alimento nuevo en la primera presentación. Sin embargo, es fundamental mantenerse constante de modo que pueda aclimatarse gradualmente a la presencia, apariencia, gusto y textura del alimento. Combinar alimentos con características similares también puede ayudar. Por ejemplo, si un niño disfruta las mandarinas, considera introducir zanahorias, ya que estas comparten una apariencia y forma similar. Comenzar por pequeñas cantidades facilita la tolerancia antes de llenar el plato con algo nuevo. Recuerda, la comodidad es vital a la hora de explorar alimentos desconocidos, y tu hijo nunca debe sentirse presionado o estresado al probar algo nuevo.

2. Utiliza el Desvanecimiento de Estímulos Una práctica común en los servicios de atención al autismo es el desvanecimiento de estímulos , esta consiste en aumentar gradualmente la frecuencia de un estímulo temido a lo largo del tiempo para permitir que el niño se adapte en consecuencia. Cuando se aborda el desvanecimiento de estímulos en el contexto del rechazo a la comida, los padres y cuidadores pueden beneficiarse de aumentar la cantidad de comida presentada una vez que el niño la ha probado y expresado satisfacción hacia ella.

Si el niño puede tolerar tres mordidas consecutivas del nuevo alimento entre 30 segundos a un minuto sin disgustarse o presentar comportamientos desafiantes como gritos, puedes incrementar el tamaño de la porción en la próxima comida. Recuerda, este proceso toma tiempo y requiere prudencia y compasión para que funcione como debería.

3. Implementa el Refuerzo Positivo La terapia ABA y otros servicios para el autismo utilizan varias técnicas durante las sesiones, pero el refuerzo positivo sigue siendo parte integral de casi todos los programas. Esta práctica puede hacer maravillas al abordar los problemas relacionados con la comida, especialmente si estableces una recompensa o un sistema de fichas. Introducir el refuerzo positivo para los comedores quisquillosos añade valor a los nuevos alimentos al concederles puntos para recibir algo que les gusta.

Los sistemas de fichas varían por niño, es fundamental encontrar una recompensa que los motive. Si tu hijo prueba un alimento nuevo y parece que le gusta, considera otorgarle un tiempo de más para ver televisión o un viaje a un lugar que ame. Asegúrate que el niño entiende que su elección de probar algo nuevo es un paso positivo que merece una recompensa. Si no están motivados por el premio, tendrán menos ganas de probar la comida.

4. Considera las Prácticas de Desensibilización Como su nombre lo indica, estas prácticas pretenden desensibilizar a los niños ante determinados objetos, como los alimentos. La desensibilización es especialmente importante en el caso de alimentos que el niño puede no disfrutar, pero se quieren nutricionalmente. El objetivo de la desensibilización es permitir que los niños se adapten a la presencia de ciertos alimentos sin que participen directamente. Por ejemplo, si un niño se niega a comer manzanas o bananas, considera ponerlos en la misma habitación. Con el tiempo, se sentirá más cómodo con el alimento, permitiendo que los incluyas a la hora de la comida.

Al aplicar estas prácticas, los padres y cuidadores deben ser cuidadosos de no alentar al niño a tocar, oler, o comer el alimento hasta que se hayan acostumbrado a él completamente. Una vez creas que puedes incorporarlo a la comida, recuerda comenzar con pedazos pequeños y combinarlos con un alimento de sabor o textura similar.

5. Exhibe la Sabrosura de la Comida Nutritiva ¡Los niños aprenden del ejemplo, dándole a los padres y cuidadores la oportunidad perfecta de demostrar que disfrutan lo que están comiendo! Cuando prepares tu plato, considera añadir alimentos que estás tratando de presentar a tu hijo y dale importancia a comentar lo rico que saben. Hay que tener un balance cuidadoso en la forma que abordas esto – no seas extravagante, pero tampoco muy sutil. Hazlo ver natural y atractivo para tu hijo, sin verte como que lo estas “engañando” para hacer algo que ellos no quieren.

La Terapia ABA Puede Beneficiar a los Comedores Quisquillosos

Dado que las preocupaciones sensoriales a menudo incrementan la alimentación selectiva, la terapia ABA puede reducir significativamente las complicaciones relacionadas con la comida. Durante las sesiones de terapia ABA, los niños aprenden a gestionar los problemas de comportamiento y emocionales asociados con el autismo, dándoles confianza y serenidad al probar cosas nuevas.

Los problemas con los alimentos impactan directamente la salud física del niño, así que abordar estas inquietudes antes de que se empeoren siempre es una prioridad. Asegúrate de tratar el rechazo a la comida tan pronto como notes cualquier signo ya que ¡un niño saludable es un niño feliz!

Contacta a ABA Centers of Florida

Llama al ABA Centers of Florida al (772) 773-1975 o visita nuestro sitio web para aprender más sobre la terapia ABA o para agendar una consulta gratuita. La alimentación selectiva y el autismo pueden parecer arduos, pero nuestros servicios pueden ayudarte a ti a tu hijo a triunfar.

Descubra cómo nuestros servicios de tratamiento del autismo pueden ayudarlo.

Contáctenos

Artículos Relacionados

Trabajando con el Autismo y las Sensibilidades Sensoriales: 3 Consejos de ABA

Trabajando con el Autismo y las Sensibilidades Sensoriales: 3 Consejos de ABA

When thinking about the workplace, many of us visualize a bustling atmosphere filled with conversations, ringing phones, and the hum of activity. For many neurotypical folks, this experience is not always fun. However, it’s, at the very least, tolerable. Unfortunately, for some individuals with autism spectrum disorder (ASD), the noisy, chaotic environment many consider typical in employment can be overwhelming.
Working with autism can be difficult for some with the condition due to the sensory sensitivities and other complex features of ASD they experience. In fact, when some families consider the workplace and their loved one’s ASD traits, they question, “How can individuals with autism and sensory sensitivities thrive at work?” How they can ensure their child or teenager will be ready for the workplace environment and future long-term employment.

Leer más
en_USEnglish
Scroll al inicio
metricool