facebook

Obtén una Consulta Gratis

Comida Selectiva con Autismo: 7 Formas Efectivas de Ayudar

El trastorno del espectro autista (TEA) puede manifestarse en muchos comportamientos, algunos más desafiantes que otros. Una característica definitoria de la condición es la dificultad para adaptarse a nuevos estímulos y romper preferencias y patrones de comportamiento establecidos previamente. Este comportamiento puede manifestarse en la vida cotidiana, especialmente en una actividad que realizamos todos los días.

Todos comen, y para aquellos en el espectro, esto puede ser una experiencia incómoda. Ser quisquillosos con la comida es una característica común de aquellos en el espectro. Entre el 46 y el 89% de los niños neurodivergentes tienen problemas siendo quisquillosos con la comida. Pueden rechazar alimentos no solo basados en el sabor, sino también en el color, la textura y otros factores más difíciles de discernir, como los patrones en los platos, la comida tocándose y otros rituales en torno a la consumición de alimentos. La condición se conoce como rechazo de alimentos en el caso extremo y selección de alimentos en el lado más ligero.

Aunque la investigación es limitada, hay correlaciones preocupantes entre el comer selectivo en el espectro y la obesidad y la malnutrición. Además, se imponen costos sociales a las familias cuando su hijo se niega a comer. La ansiedad y el estrés que rodean cada comida pueden acumularse, sin mencionar las dificultades en reuniones familiares, vacaciones, visitas y restaurantes.

Sin embargo, con la edad y la práctica, el comer selectivo puede disminuir a medida que su hijo amplía su variedad de alimentos y descubre nuevas cosas que le gusten. Aquí en ABA Centers of Florida, hemos reunido una lista de consejos para implementar para ayudarte en el proceso y asegurarte de que tu hijo reciba los nutrientes necesarios para crecer.

1. Tener en cuenta los problemas de salud

Los niños no son los mejores para transmitir cuando tienen problemas de salud. Antes de abordar la comida selectiva, descarte todas las posibles causas médicas. Tal vez su hijo sea intolerante o levemente alérgico a un tipo de alimento y haya desarrollado asociaciones negativas con él, por lo que su rechazo a él está justificado. También puede haber dolor de dientes, problemas estomacales causados por otras condiciones y reflujo ácido. Asegúrese de que ser selectivos con la comida no tenga una base fisiológica antes de de intentar cambiar el comportamiento.

2. Comience a registrar la comida de su hijo

El comer selectivo es un comportamiento que alguien puede cuantificar fácilmente. El primer paso para identificar un problema y tomar medidas positivas para alterarlo es obtener los datos sobre él. No hay una forma establecida de medir correctamente el comer selectivo. Podrías mantener una lista maestra de cada alimento que ha probado tu hijo y si lo rechazó.

También puedes tomar un seguimiento en un período de tiempo de varias semanas. Escoge dos días de la semana y un fin de semana, y anota todos los alimentos y bebidas que tu hijo elija consumir. Con el tiempo, verás una línea base de los alimentos que les gustan y podrás comenzar a seguir su progreso

3. No presiones a tu hijo

Lo último que quieres es que tu hijo se sienta incómodo durante la hora de la cena. Los comedores selectivos ya tienen dificultades con la comida en sí, por lo que no debes crear un ambiente de expectativas y ansiedad. Después de poner la comida en la mesa:

  1. Tómese el tiempo para discutirla sin preocupación o juicio.
  2. Permite que tu hijo juegue con ella o la seleccione.
  3. Toma un gran bocado y haz una broma sobre ella.

La clave es hacer que la hora de la cena sea divertida tomándose su tiempo, incorporando una actividad tonta justo antes, y relajando a tu niño neurodivergente. Cuando la gente está feliz, están más abiertos a nuevas experiencias, y este principio no deja de aplicarse porque tu hijo está en el espectro.

4. Introdúcelo gradualmente

¡Poco a poco es mucho! Si quieres introducir a un niño exigente en algo, comienza con poco. El control del tamaño de la porción es el lugar central en el que abordar esto. Ofrece a tu hijo una pequeña porción de alimento de forma intermitente y durante meses. Comienza fácil; nada como un bocado completo. También puedes servir versiones de alimentos para bebés. En lugar de una zanahoria entera, prueba con una zanahoria pequeña. No ofrezca una manzana entera, sino rodajas de manzana.

Luego está el brócoli, que tiene una reputación en la cultura estadounidense como la peor pesadilla para los niños exigentes. Pero hay maneras de manejar esto, comenzando con el control del tamaño de la porción. En lugar de ofrecer un gran bocado, corte el brócoli en pequeños ramilletes manejables o opte por el broccolini, que es más estrecho y sabroso. También existe la posibilidad de cortar los alimentos que tu hijo puede rechazar en formas divertidas que quieran probar. ¡Se creativo! Hay muchas maneras de hacer que los bocados sean divertidos.

5. Ten en cuenta tus combinaciones de alimentos

Las comidas combinan alimentos porque los sabores son mejores cuando van emparejados. Nada es más triste que comer brócoli hervido, pero cobra vida en una sartén o una sopa mezclada. Lo mismo es cierto para los niños neurodivergentes, incluso si sus paladares son limitados. Una forma de acostumbrar a tu hijo a la comida con la que no está familiarizado es combinarla con lo que le encanta.

El queso, las peras o las uvas son una excelente manera de introducir frutas en la dieta de tu hijo. Las zanahorias y la crema de garbanzos son una combinación nutritiva. Debido a su simplicidad, la pasta suele ser la puerta de entrada para una alimentación más aventurera. Comienza con solo fideos y mantequilla. Agrega marinara y de repente tu hijo se acostumbra al sabor de los tomates.

Introduce albóndigas, y los niños se acostumbran a texturas más blandas y compuestas. Con solo unas pocas alcaparras, de repente se familiarizan con los sabores sólidos. Cocina un plato de pasta con vino blanco y camarones y ahora has agregado mariscos a su paladar a partir de los humildes inicios de un plato de dos ingredientes.

6. Preparar los alimentos de manera similar

A veces, la forma más simple de es preparar nuevos alimentos de una forma que ya les guste. La freidora y la sartén son tus mejores amigos en esta tarea. Aquellos con aversiones agresivas a la comida prefieren las cosas fritas. Puedes combinar su comida frita preferida consalsas de sabores interesantes.

También puedes acostumbrar a tu hijo a los vegetales ofreciéndolos en forma empanizada. Si su hijo come coliflor empanada, pronto no le importará el sabor de la coliflor en otros platos. Sin que se den cuenta, el paladar de su hijo se habrá expandido para incluir nuevos sabores.

El salteado es un ejemplo perfecto de este método de combinación de alimentos. Tal vez su hijo neurodivergente esté acostumbrado a comer pollo y arroz. Añade pequeñas cantidades de verduras a el salteado y prepara las verduras de la misma manera para que queden bien cocidas y crujientes. Brócoli, cebolla, coliflor, espinacas y zanahorias ralladas se pueden añadir a una dieta ya que son muy adaptables y se cocinan bien con muchos alimentos básicos.

Si todo lo demás falla y el problema es la textura, prueba con la trituración o la mezcla. El puré de coliflor triturada tiene un sabor y textura similares a las papas trituradas. Si a su hijo le encantan las bebidas de frutas, en lugar de comprarlas en la tienda, mézclalas tú mismo y añade col rizada o zanahorias en pequeñas cantidades para complementar su dieta. Las ganancias pueden ser pequeñas, pero puedestomar su creciente comodidad con nuevos ingredientes como una gran victoria.

7. Involúcralos en el proceso

Los niños del espectro tienen habilidades excepcionales que requieren un poco de trabajo para sacarlas. Son capaces de creatividad, ingenio y audacia, y a menudo sorprenden con sus talentos. No hay razón para que esto cambie al entrar en la cocina. Si su hijo muestra hábitos alimenticios exigentes, hágales participar en el proceso de cocción.

Enséñales a cortar, cocinar una comida sencilla, manejar la temperatura, y cuándo remover un sartén. Puedes despertar una fascinación por la comida y su preparación que dure toda la vida.

ABA Centers of Florida - Ayudando a los comedores exigentes y más

No importa qué desafíos estén enfrentando su hijo y su familia, estamos aquí para ayudar. Los Centros ABA de Florida ofrecen el estándar de oro terapia ABA, para ayudar a su ser querido a aprender habilidades de vida y crecer en direcciones positivas. Llame al (772) 773-1975 (772) 773-1975 o contáctenos a través de nuestro sitio web para una consulta gratuita. Comience a hacer un cambio hacia un futuro brillante y amigable con el autismo.

Descubra cómo nuestros servicios de tratamiento del autismo pueden ayudarlo.

Contáctenos

Artículos Relacionados

Creating an Autism-friendly St. Patrick's DayAutism-Friendly St. Patrick’s Day: 9 Fun Sensory Activities

Creating an Autism-friendly St. Patrick’s Day: 9 Fun Sensory Activities

So, how do I make St. Patrick’s Day memorable for kids with autism? By adapting activities, parents and caregivers can create an autism-friendly St. Patrick’s Day experience for children with autism. In this blog post by ABA Centers of Florida, we’ll delve into nine entertaining at-home activities for your neurodiverse kiddos to enjoy around St. Patrick’s Day.

Leer más
Working Parents of Children with Autism: 7 Strategies for Balancing Demands

Working Parents of Children with Autism: 7 Strategies for Balancing Demands

At ABA Centers of Florida, we work to improve the quality of life for neurodiverse families in the Sunshine State. For this reason, we’ve compiled a list of seven valuable strategies to help parents of children with autism manage their roles as parents and professionals. From tips on schedule organization to knowing when to ask for help, we hope these suggestions will make a difference in the invaluable daily work of parents and caregivers.

Leer más
en_USEnglish
Scroll al inicio
metricool